Seleccionar página
virtualizacion-servidores-coruña

Cluster de alta disponibilidad

Efectos de la interrupción de los sistemas informáticos

La dependencia de las organizaciones de la informática es cada vez más grande y ello hace que se busquen soluciones para que la continuidad del negocio esté siempre asegurada, ya que el no hacerlo habitualmente tiene un coste económico y de productivdad importante. Estos costes pueden ser de diversa índole:

  • Directos
    • Están asociados al impacto económico, pérdida de ingresos y productividad, costes de IT y horas perdidas provocados por el parón.
  • Indirectos
    • Tienes que ver con satisfacción de los clientes, la mala reputación de la empresa y la desconfianza de los clientes.

Causas más comunes de parones de los sistemas

  • Errores de hardware
  • Errores operativos
  • Ciberataques
  • Desastres naturales
  • Ambientales
  • Suministro eléctrico

Que es la alta disponibidad y la redundancia ?

Un clúster de alta disponibilidad es un conjunto de dos o más servidores que están continuamente monitorizándose y sincronizándose entre ellos  con el objetivo de mantener los servicios críticos de una organización siempre en funcionamiento. Ojo no debemos confundirlo con clústers de alto rendimiento, ya que éstos están orientando a ser máquinas muy potentes con gran capacidad de almacenamiento y cálculo, mientras que el objetivo de los clustes de alta disponibilidad están diseñados para garantizar el funcionamiento constante de ciertos servicios y aplicaciones.

Vinculado a los protocolos de alta disponibilidad siempre está lo que llamamos redundancia, que básicamente consiste en tener replicado un sistema para ser usado en caso de urgencia. La principal característica de estos protocolos es que son capaces de detectar e incluso adelantarse a cualquier fallo, pasando automáticamente el testigo a otro de los nodos del cluster para que se pueda continuar con el trabajo. Cuando el nodo que ha fallado se recupera, normalmente porque es reparado o cambiado, se autosincroniza con los otros y los servicios y el testigo es pasado otra vez a la máquina original. Toda esta capacidad de recuperación automática de los servicios nos van a garantizar en todo momento que no exista pérdida alguna de datos y por lo tanto toda la integridad de la información.

Podemos distinguir dos tipos de clusters de alta disponibilidad:

  • De aplicaciones
    • Orientados a replicar aplicaciones o servicios. Un ejemplo de ello son los clusters de bases de datos, que mantienen réplicas de éstas en distintas máquinas para recuperar el servicio rápidamente en caso de avería. 
  • De infraestructura
    • Si falla cualquiera de los componentes de una infraestructura informática, los protocolos de alta disponibilidad son capaces de poner en marcha los planes de contingencia programados sin que apenas se note que ha existido una incidencia.

Ventajas de RINU

  • Protocolos última generación
    • Uso de los sistemas de almacenamiento de bloques, que son capaces de estar sincronizándose continuamente sin apenas impacto en el trabajo, manteniendo todos los nodos con la información actualizada permanentemente.
  • Orientados a los clusters de infraestructura y no de aplicaciones
    • De esta forma, nos da igual los servicios y las aplicaciones que estén manteniéndose en los distintos nodos. Si un nodo se cae el testigo pasa automáticamente a otro nodo que mantiene toda la información actualizada y así el servicio no se ve interrumpido.
error: Content is protected !!